Spanish English Portuguese
Caldera de Taburiente
Acceso Directo

Fotos Alta Resolución

La Caldera de Taburiente

La Caldera de Taburiente está situada en el centro de la Isla canaria de La Palma. Por su riqueza geológica, su biodiversidad e interés paisajístico fue declarada Parque Nacional en el año 1954. Abarca por encima de las 4700 ha. de superficie (alrededor de un 6 o 7 % del total de la Isla). Su forma es casi circular, teniendo un diámetro aprox. de 8 Km. abierto hacia el SO a través del barranco de las Angustias, abertura por donde desaguan los innumerables barranquillos y arroyuelos que surcan su fondo.

Esta caldera proviene de erupciones volcánicas que datan de más de 500.000 años, cuyos materiales sufrieron posteriormente deslizamientos en dirección a la costa. Aún con la erupción más reciente del volcán Bejenado (1854 m. de altitud), la caldera mantuvo sus dimensiones apoyada en nuevos deslizamientos y en la continua erosión ambiental e hidrológica que sufre de forma cotidiana.

La Caldera asciende desde el fondo de sus barrancos hasta altitudes que sobrepasan los 2000 m. Todo su perímetro está cuajado de roques y picos, entre los que podemos citar al Roque de los Muchachos al Norte, el de Piedra Llana, la Cumbrecita, Bejenado al Sur y el Roque de Idafe, cuya importancia radica en el uso que de él hacían los aborígenes (benahoríes) para el culto al dios Abore. Todos ellos albergan en sus escarpadas paredes gran diversidad de fauna y flora.

Dada la diversidad de los materiales geológicos que componen esta caldera y a causa de la erosión diferencial de los mismos, se pueden observar distintas formaciones de aspectos caprichosos. En los fondos de la caldera podemos apreciar formaciones de lavas almohadilladas, lo que denota sus orígenes en erupciones submarinas. También se encuentran enormes rocas producto de los derrumbes habidos en épocas pasadas y en sus laderas se puede encontrar la presencia de enormes diques, que atraviesan coladas y roca madre ancestral, dejados al descubierto a causa de la erosión, y que indican la magnificencia de los episodios volcánicos habidos en esta isla.

Todo el fondo de la Caldera está tallado por pequeños torrentes y arroyos que discurren libremente y que labran barranquillos en los que fluye el agua y donde se represa en charcos de diferentes tamaños, que sirven de esparcimiento a visitantes, pero que también son la base de la existencia de una enorme biodiversidad relacionada con estas formaciones hidrológicas. A destacar la zona del Barranco del Almendro con aguas cargadas de hierro, que tiñe los fondos y las paredes de su cauce con colores ferruginosos. Todas las aguas de la Caldera vierten en el Barranco de las Angustias, pero antes de hacerlo confluyen en la zona conocida como Dos Aguas, ya en el límite del Parque.

El vegetal por excelencia en esta Caldera (símbolo vegetal de La Palma) es el Pino canario. Buena parte de la Caldera está tapizada por estos pinos, sobre todo, cubriendo las laderas incluso en lugares de poco suelo, mostrando sus fuertes y potentes raíces, que fijan el suelo a su alrededor, evitando así una peligrosa erosión.

El Pino canario (ver Macizo Central de Tejeda) es un árbol de gran porte, que puede alcanzar una altura de hasta 25 m. de altura. Sus hojas largas y afiladas (acículas), de hasta 30 cms. de longitud, se agrupan formando triadas. Las flores masculinas son pequeñas y en épocas de floración (marzo a abril) desprenden una enorme cantidad de polen de color amarillento. Las flores femeninas son de mayor tamaño y forman una piña de color verde, que se va tornando en marrón y que alberga los piñones alados, de nulo valor gastronómico, pero de gran valor para las aves que las visitan. Estas semillas tienen una gran capacidad de germinar en lugares circundantes, aunque las condiciones parezcan no ser muy favorables.

La corteza del pino está formada por varias capas superpuestas de gran resistencia, que pueden aguantar altas temperaturas, de ahí que se pueda decir que el pino canario es una suerte de árbol ignífugo. Poco tiempo (4 o 5 años) después de que el fuego haya azotado un pinar, el pino canario comienza a rebrotar continuando así su desarrollo. Su madera, sobre todo la que está sobrecargada de resina, se denomina tea y es utilizada para la construcción (ventanas, puertas, balconadas, vigas, etc.). Su brea se usó en tiempos para calafatear embarcaciones y la pinocha se usa en ganadería para hacer lechos para los animales.

Bajo los pinos no suele crecer otro tipo de vegetación, debido a la acidificación que produce en el suelo la cantidad de pinocha (pinillo) caída de sus ramas. Lo cierto es que sobre sus ramas crecen una enorme y variada cantidad de líquenes, que en zonas más húmedas le confieren un aspecto semejante a ramas ‘pilosas’. Pero el pino canario sí acoge alguna fauna, que se alimenta o se cobija en él. Así, es bastante fácil ver al Pinzón vulgar de La Palma alimentándose de sus semillas aladas. O a los negros Cuervos revoloteando sobre sus copas y, frecuentemente, huyendo de las escandalosas Grajas de pico colorado (símbolo animal de La Palma), que no cejan de atacarlos. En sus troncos ancianos o muertos viven aprovechando sus oquedades las larvas del Escarabajo del pino.

En los límites del pinar y en altura se vislumbran diferentes formas vegetales, como el Codeso (con sus flores amarillas y su utilidad forrajera), o las Retamas (de flores blancas y olor dulzón) y el Retamón (a más altura tiñendo de amarillo y verde el paisaje) o el Tagasaste (con sus flores, que era usado antaño para la fabricación de carbón vegetal). El Amagante, arbusto pequeño de flores de color rosado a violáceo, también está presente en la Caldera. Los frutos de esta planta fueron utilizados por los aborígenes como harina comestible en épocas de escasez.

Alejándonos del borde del pinar y en zonas más umbrías, en los bordes de los barrancos con mayor humedad, encontramos formaciones vegetales con ejemplares como Helechos, Fayas e, incluso, Laureles. Estas formaciones vegetales dan cobertura a aves como la Paloma rabiche y turqué y al Gavilán, que cría a su prole al cobijo del follaje que aportan estos árboles. En los bordes de los arroyos y charcas se pueden observar Sauces canarios y a su mariposa, el Arañuelo del sauce, que en épocas de larva se alimentan vorazmente de sus hojas. Las Alpispas (banderitas en La Palma) visitan estas charcas y arroyos, poniendo una nota de color y de ‘danza’ en sus idas y venidas. En las aguas calmas o sobre las hojas de alguna planta cercana se encuentran géneros de Rana, en particular el de la Ranita meridional.

En esta zona se encuentran diferentes artrópodos, destacando las Libélulas y los Anax, que dan idea de la pureza de estos ecosistemas.

En general, la Caldera de Taburiente es tan rica en flora y fauna, que se hace difícil seleccionar cuales no citar. Viven en ella Murciélagos como el de Madeira y el Orejudo canario y aves como el Aguililla y el temible Cernícalo que surcan los aires en busca de sus presas introducidas, tales como los conejos, las ratas negras o el ratón de campo. Cuando se retira el sol, patrullan desde las ramas el Búho chico y la Lechuza común. Y al alba de nuevo despiertan las Currucas, Mosquiteros, Petirrojos y Reyezuelos.
Por entre las rocas y buscando los rayos del sol deambula el Lagarto tizón y las Salamanquesas (Perenquenes) y entre las atrayentes flores de las plantas vasculares vuelan insectos, como la Abeja endémica de La Palma, o mariposas amarillo – anaranjadas, como la Gonopteryx.

En las paredes escarpadas de los roques podemos encontrar algunas rupícolas como los Bejeques con su roseta crasa de bordes rojizos.

Finalmente, no hay que olvidar en zonas muy altas (por encima de los 2000 m. de altura) los Pensamientos de cumbre (emparentados con la violeta del Teide) de flores semejantes a pensamientos de color malva. Esta especie se encuentra protegida. Y al Tajinaste azul de la cumbre, otrora en peligro de extinción cuando el ganado caprino entraba libremente en el Parque, que crece en zonas de difícil acceso y que tiñe de color azul genciana su hábitat.

El Parque Nacional de la Caldera de Taburiente carece de vías asfaltadas. Tanto sus accesos como los caminos interiores son rurales y deben ser recorridos a pie o a lomos de caballerizas. Existen zonas de esparcimiento y acampada en el interior del parque, todas ellas controladas por la autoridad, que permiten la estancia controlada en tiendas de campaña y el disfrute de zonas de ocio y de las charcas y arroyos circundantes.

La Caldera de Taburiente es un lugar de investigación natural, biológica y geológica y, por lo tanto, es visitado por eminentes científicos para desarrollar estudios de toda la zona.

ACTIVIDAD 1:


El refugio de los dioses

El Roque de Idafe, en plena Caldera de Taburiente, es el más significativo, y probablemente el más fotografiado de todos los roques del Parque. Su importancia radica en el uso que de él hacían los aborígenes para el culto al dios Abore. Su valor no sólo es cultural sino también paisajístico y geológico:

a) ¿Qué nombre recibían los aborígenes de La Palma?
b) ¿Cómo se llaman los grabados en roca que encontramos en el parque? ¿qué representan?
c) ¿Cuáles son los motivos más comunes que se observan en estos grabados?
d) ¿Qué significado tenía el Roque Idafe para los aborígenes de La Palma?
e) ¿Cuál es el proceso de formación de las estructuras geológicas conocidas como roques, que encontramos en la Caldera de Taburiente?


ACTIVIDAD 2:


Catálogo de plantas

La Caldera de Taburiente cuenta con aproximadamente 380 especies catalogadas de plantas vasculares. Elabora una tabla con 10 de las especies vegetales que se nombran en el texto e incluye en la misma la siguiente información:

- Usos tradicionales de cada especie
- Imagen o fotografía
- Nombre científico
- Señala si es un endemismo canario o no.


ACTIVIDAD 3:


¿Me ayudas a conocer mi origen?

El origen de La Caldera de Taburiente ha sido motivo de discusión durante siglos. Geógrafos y geólogos han aportado diversas hipótesis. En la actualidad todos los estudios parecen coincidir en que la Caldera es un producto de la erosión.

- ¿Cómo crees que ha tenido lugar ese proceso erosivo? Realiza una pequeña investigación, utilizando distintas fuentes de información, y redacta un informe con tus conclusiones.

 


Descargar ficha en PDF